Frases de amor para él

  • Eres mi mundo, mi vida, mi alma, mi razón para todo lo que hago. Te amo, y lo haré siempre.
  • El verdadero amor es muy difícil de encontrar, es por eso por lo que me siento bendecida por tener un corazón lleno con un amor como el nuestro.
  • Si amarte es un pecado, llámame pecador. No importa lo que la gente diga de nosotros, solo recuerda que te amo y eso es lo que importa.
  • Te amaré un millón de veces incluso cuando tú solo lo digas una.
  • Eres la única persona que disuelve mi odio y encuentra amor debajo de él. Ahora nunca podría dejar de amarte
  • Cuando te conocí, encontré la vida…Si te pierdo, no podré vivir. Tú eres el aire que respiro. Te amo desde lo más profundo de mi alma.
  • No es un amante quien no ama para siempre.
  • Cuando te veo, es como si viera un ángel. Cuando te tengo cerca, mi corazón se acelera, y sé que voy a estar enamorado de ti el resto de mi vida. Solo un roce de tu piel y mi mundo entero cambiará. Ahora, lo único que quiero es estar a tu lado…para siempre.
  • El verdadero amor nunca está en lo físico, se siente en el corazón.
  • Cuando te conocí, encontré la vida. Si te pierdo, no podré vivir. Eres el aire que respiro. Te quiero desde lo más profundo de mi corazón.
  • Amar es cuando miras a los ojos de alguien y encuentras todo lo que necesitas.
  • El amor no puede ser visto ni oído, pero lo pueden sentir aquellos que quieran ver y oír..
  • Si muriera y pudiera volver como una parte de tu cuerpo, volvería como una lágrima para así poder tocar tu cara una última vez.
  • Cuando amas a un hombre se convierte en algo más que un cuerpo. Él es más rico y dulce y justo. Es parte del mundo, de la atmósfera, del cielo azul y del agua clara.
  • Una mujer conoce la cara del hombre al que ama como un mariner conoce el mar abierto.
  • Amar abundantemente es vivir abundantemente, y amar para siempre es vivir para siempre.
  • Si me preguntes por qué le amo, solo podré decir que porque él es él y yo soy yo.
  • Mantente al lado de tu hombre. Dale dos brazos a los que agarrarse y algo cálido a lo que arrimarse.